Torrent, ‘Ciudad 30’

El Ayuntamiento destaca que estas medidas contribuyen a mejorar la seguridad de los peatones y el avance en materia de movilidad sostenible

El nuevo Reglamento General de Circulación, aprobado el pasado 21 de noviembre, ha entrado en vigor esta misma semana. Destaca la norma relativa a la velocidad en vías urbanas y travesías, que a partir de 11 de mayo establece nuevos límites: 20, 30 ó 50 km/h, según las características de la calzada.
En referencia a la nueva normativa de la DGT, el concejal de Movilidad y Transporte, Raúl Claramonte, ha hecho unas declaraciones en las que ha valorado muy positivamente las nuevas medidas y remarca que «en Torrent ya nos hemos avanzado y hemos trabajado como Ciudad 30 incluyendo ciclocalles a 20 km/h”. Ha destacado, además, que “la señalización a velocidad 30 km/h en nuestro municipio no es un capricho, pues hay que concienciar a los torrentinos y torrentinas de la importancia de conducir con prudencia por la seguridad de los peatones”. Además, señala el concejal, desde el área de Movilidad “seguimos trabajando para sensibilizar a los vecinos y vecinas con el fin de avanzar hacia una movilidad sostenible en Torrent y favoreciendo el uso de otros medios de transporte alternativos al coche, como la bicicleta o el patín, además del transporte público”. Y matiza que “tenemos que ser conscientes de que no hay que tener prisa si cogemos el coche; debemos respetar las normas porque así se puede evitar el riesgo de un atropello o incluso la vida de algún viandante. En definitiva, se trata de concienciar a la ciudadanía, más que de sancionar. Las ciudades están pensadas para las personas y los vecinos y vecinas de Torrent debemos sentirnos seguros a la hora de desplazarnos por nuestro municipio sea a pie, en bici o patinete, cumpliendo todos las normas”.
Las infracciones de estos límites de velocidad conllevan multas que van desde los 100 hasta los 600 euros e, incluso, pueden acarrear la pérdida de 6 puntos en el peor de los casos. Estas sanciones buscan que se respeten las nuevas normas y disminuyan así los datos de siniestralidad en las ciudades. Algunos estudios de la propia DGT destacan las ventajas que conllevan estas nuevas medidas, a las que califica de notables avances en materia de seguridad, ya que el riesgo para los peatones de sufrir graves lesiones en accidente de tráfico se reduce considerablemente cuando la velocidad del vehículo no supera los 30 km/h.